MENKALINAN arte y decoración
 
Metopas / Placas de bronceMaquetas y modelismo naval
inicio   |   contacto
Placa de bronce (metopa) del Nabarra
Placa de bronce del Nabarra
Colección Bacaladeros de la PYSBE
Medidas: 44 x 31 cm




Historia de los Bacaladeros de la PYSBE

Cuando estalló la Guerra Civil Española en Julio de 1936, los seis bacaladeros de PYSBE, estaban amarrados al muelle de la factoría en Pasajes de San Juan, preparándose para la siguiente campaña en Terranova, campaña en la que faenaban entre los meses de Agosto y Noviembre.

El 5 de septiembre el General Mola entra en Irún por lo que la Junta de Defensa de Guipuzkoa se incauta de la factoría PYSBE con todos sus bienes, el 6 de Septiembre la Junta ordena la evacuación de Pasajes por lo que ese mismo día los bacaladeros partieron rumbo a Bilbao con todo lo que pudieron llevar, volvieron a Pasajes para seguir con la evacuación hasta el día 13, que fue el día en que los rebeldes ocuparon Pasajes y San Sebastián.

Se crearon las Fuerzas Navales del Cantábrico cuya misión era la de coordinar a los buques leales a la República, en Septiembre de 1936 la Jefatura de las Fuerzas Navales decidía artillar en los astilleros Euskalduna a los cuatro bacaladeros que permanecían en Bilbao para que realizaran labores de vigilancia costera y de escolta de los buques mercantes para lo cual se utilizaron los cañones Vickers de 101,6/50 que habían sido desmontados del acorazado Jaime I. El primero en ser artillado fue el Mistral, despues le tocaba el Galerna pero no se hizo porque fue capturado por una flotilla de bous franquistas, el siguiente fue el Vendaval, el Euskal-Erría y por último el Hispania.

El 25 de Octubre el Gobierno Autónomo Vasco crea la Sección de Marina, la cual propuso al Gobierno Vasco la incautación de los bacaladeros, lo que se produjo el 30 de Octubre en el que el Lehendakari José Antonio Aguirre firmó los decretos por los que los cuatro bacaladeros pasarían a formar parte de la Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi. El 9 de diciembre se rebautizó a los bacaladeros con los nombres de Araba, Bizkaya, Guipuzkoa y Nabarra que a partir de ese momento se mostrarian muy activos, realizando numerosas misiones de vigilancia costera, escolta y en ocasiones el apresamiento de mercantes.

El 4 de Marzo de 1937 se ordena al Nabarra, Donostia, Bizkaya y Guipuzkoa escoltar al buque mercante Galdames que se encuentra en Bayona con 173 pasajeros, un cargamento de monedas de niquel destinadas al Gobierno Vasco, y con carga general. A las 9 de la noche los Bous avistaron la Galdames y formaron el convoy. El viento fue arreciando, con chubascos y mala mar, el mercante fue desviándose del rumbo trazado cayendo a estribor lo que obligó a los Bous de esa banda el Nabarra y el Donostia a caer al Norte por lo que los Bous Guipuzkoa y Bizkaya que habían mantenido el rumbo previsto perdieron el contacto con el Galdames ya que navegaban con la radio en silencio y las luces apagadas para no ser avistados. El Bizkaya y el Guipuzkoa trataron de localizar el convoy, dirigiéndose el Bizkaya al este y el Gipuzkoa al oeste.

El crucero Canarias el buque más poderoso de la flota franquista había recibido órdenes de situarse junto al puerto de Bilbao para interceptar al buque mercante Mar Cantábrico que venía de Veracruz con un importante cargamento de armas. El Bou Gipuzkoa, al no localizar al convoy, dio por terminada la búsqueda a la altura de Santoña por lo que puso rumbo a Bilbao, cuando volvía a su base fué avistado por el crucero Canarias que abrió fuego sobre él, alcanzándole en el cañón de popa y en el puente, lo que produjo un gran incendio, ocasionando cinco muertos y numerosos heridos, el Gipuzkoa disparó y alcanzó al crucero produciéndole un muerto, la batería de Punta Galea comenzó a disparar sobre el crucero por lo que éste, viendo el estado del Bou, gravemente dañado e incendiado, viró retirándose fuera de su alcance, entretanto el Bou pudo llegar a Portugalete.

El Bou Bizcaya, navegaba rumbo a Bilbao después de dar por terminada la búsqueda del convoy, cuando se encontró con el mercante Yorkbrook, de bandera estoniana, que anteriomente había sido apresado por el Canarias y le había ordenado dirigirse a Pasajes, a lo que el Bou Bizcaya le conminó a seguirle a Bermeo. El Bou Nabarra, el Donostia, el mercante Galdames y los pesqueros Pantzesca y Joseba Mikel, que se unieron al convoy, fueron avistados por el Canarias que abrió fuego sobre el Galdames al que alcanzó, causándole nueve muertos entre ellos una mujer y tres niños por lo que izó la bandera blanca y paró máquinas, despues disparó contra el Donostia y después contra el Bou Nabarra, cuyo comandante era D. Enrique Moreno, que se enfrentó valientemente contra el Canarias a pesar de la descorazonadora diferencia de potencia de fuego entre el crucero y el bou. Durante dos horas se defendió valientemente del crucero, hasta que un disparo de los cañones de las torres de doscientos tres mm. le impactó en las calderas, ocasionando muchas bajas, por lo que el comandante ordenó el abandono de buque, veinte tripulantes consiguieron subir a los botes, el comandante, el primer oficial y otros se quedaron voluntariamente en el Bou y se hundieron con él, hasta un total de veintinueve. Los tripulantes que subieron a los botes salvavidas, fueron recogidos por el Canarias, llevados a San Sebastián, juzgados en Consejo de Guerra y condenados a muerte.

El comandante del Canarias y el que fuera su Director de tiro mediaron ante Franco destacando la valentía de la tripulación del Bou, por lo que éste les indultó y fueron puestos en libertad en noviembre de 1938.

El Galdames fue obligado a dirigirse a Pasajes, los dos pesqueros pudieron refugiarse en Castro Urdiales y el Donostia pudo llegar a la costa francesa, dias mas tarde, el Canarias apresaría al mercante Mar Cantábrico.

El 16 de Junio, el Araba estaba aprovisionándose de carbón en Sestao cuando fue volado el Puente Colgante, impidiendo la salida del Bou de la ria, por lo que su tripulación optó por hundirlo antes de que cayera en manos de las tropas de Franco. El 6 de Agosto fue reflotado y artillado pasando a formar parte de la Marina Franquista rebautizado con el nombre de Álava, Desde su botadura en 1927 a 1937 este buque tuvo cuatro nombres, Rey Alfonso XIII, Hispania, Áraba, Álava, reflejo de los acontecimientos políticos de estos complicados diez años.

MENKALINAN - E-mail: mail@menkalinan.com